Blogia
golpes bajos

Cómo cambia el cuento

10 de marzo, día después de las elecciones. El Mundo pregunta a sus lectores: ¿Debe seguir Mariano Rajoy al frente del PP? La respuesta es abrumadoramente NO.

Al día siguiente, Rajoy anuncia que seguirá al frente del partido, mal que le pese a algunas y a algunos. La encuesta de antes desaparece de la página principal de El Mundo, siendo reemplazada por una nueva: ¿Está de acuerdo con la decisión de Rajoy? La respuesta es ahora bastante distinta.

Curioso, y esclarecedor.

 

Creo que de todos los talibanes mediáticos, el más cruel con Rajoy ha sido el retro-eyaculador venido a mamporrero (qué pena) Fernando Sánchez Dragó, que le dedicó en su programa diario de propaganda estas bellas a la par que bienintencionadas palabras:

Es hora de cantar verdades. ¡Váyase, señor Rajoy! Usted, seguramente, habría gobernado bien, pero como líder de la oposición lo ha hecho tan rematadamente mal como en parecida, aunque inversa, circunstancia lo hiciese Almunia. Tenía enfrente al peor jefe de gobierno que España recuerda. Cualquier otro político, en cualquier país del mundo, le habría sacado veinte puntos de ventaja. Usted no lo ha hecho. Ha sucedido lo que todos, incluso sus correligionarios, sabíamos que iba a suceder. Por su culpa ―culpa, digo, y no solo causa― nos toca pechar otra vez con Zapatero.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres